Hipotensión, la gran desconocida

hartmann artículos de ortopedia

Aproximadamente entre el 30 y el 40% de la población mundial adulta sufre hipertensión arterial, responsable de enfermedades del corazón, derrames cerebrales u otras complicaciones de salud. En el otro lado de la moneda está la presión arterial baja (hipotensión). HARTMANN recomienda la medición de la presión arterial como prevención para potenciales problemas cardiovasculares.

La presión arterial baja, o hipotensión, se produce en mayor grado en mujeres jóvenes y en la población vegetariana. No está considerada como una enfermedad pero es un factor a vigilar ya que existe riesgo de que se produzca un ataque al corazón o una apoplejía. La hipotensión sucede cuando la presión arterial durante y después de cada latido cardíaco es mucho más baja de lo habitual, hecho que indica que el corazón, el cerebro y otras partes del cuerpo no reciben suficiente sangre. A raíz de esto, el paciente puede presentar vértigo o mareos.

SÍNTOMAS

La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera  hipotensión la presión arterial inferior a 100/60 mmHg en mujeres

e inferior a 110/70 mmHg en hombres. No obstante la aparición de los síntomas depende de cada persona; se puede sufrir mareos, falta de concentración, debilidad repentina o vértigos.

Se debe intentar activar la circulación llevando una vida sana y si no es suficiente existen medicamentos para estimular la circulación ya que, rara vez una presión arterial baja acarrea una enfermedad grave. Para prevenir estos desajustes en la presión arterial, es aconsejable medirla de forma habitual. Los tensiómetros Tensoval®, tanto de brazo como de muñeca, permiten controlar si los valores caen significativamente, situación peligrosa pues la hipotensión podría derivar en mareos, desmayos o, en casos extremos, shock.

La mayoría de los síncopes causados por la hipotensión son inocuos y finalizan por sí mismos al cabo de unos segundos. Sin embargo, existe la posibilidad de lesiones causadas por una caída o desvanecimiento, especialmente cuando se están realizando según que tipo de actividades, como conducir o practicar deportes.

AUMENTAR LA PRESIÓN ARTERIAL DE FORMA NATURAL

Las siguientes medidas no farmacológicas aumentan la presión arterial, mejoran los síntomas y previenen los mareos. GRUPO HARTMANN recomienda unos simples cambios en los hábitos de vida que pueden ayudar a elevar la presión arterial baja

-Beber abundantemente evitando el alcohol: Es la forma de prevenir la deshidratación que puede desencadenar un síncope. Consumir un poco de cafeína diaria también puede ayudar a prevenir la hipotensión arterial. Aunque no está indicado tomar alcohol porque deprime el ritmo cardíaco y disminuyen las cifras de tensión arterial.

-Sigue una dieta completa y equilibrada: Asimismo es importante consumir fruta, vegetales y alimentos ricos en sal. También conviene aumentar la ingestión de la sal de mesa, de este modo tu organismo retendrá más líquido, lo que hace que aumente la presión arterial. Sin embargo es aconsejable mantener una dieta baja en sal en caso de embarazo, músculo cardiaco débil (insuficiencia cardiaca) o insuficiencia funcional grave de los riñones.

-Evita las comidas copiosas: Ten en cuenta que los síntomas de la hipotensión son evidentes, en particular, en la primera hora después de la comida. Las comidas copiosas concentran la sangre en el tracto digestivo, por lo que conviene la toma de pequeñas raciones de alimento distribuidas varias veces a lo largo del día: por regla general se recomienda la ingesta de cinco comidas por jornada, en horarios regulares.

CAMBIO DE HÁBITOS PARA UNA VIDA MÁS SANA

-Realizar ejercicio físico moderado:

La práctica de deporte ayuda a regular los niveles de la presión arterial, pero siempre con control y sin finalizar tus sesiones de ejercicio de forma brusca.

-Evitar situaciones calurosas:

Las saunas o duchas con agua muy caliente no resultan recomendables, por el contrario, una ducha de agua fría aumenta la presión arterial estimulando el sistema nervioso simpático. Los tratamientos de hidroterapia que alternan el empleo de agua fría y caliente, también son beneficiosos.

-Dormir con el tronco y la cabeza elevados:

Utilizar de 2 a 5 almohadas para elevar el tronco y la cabeza de 20º a 45º previene la hipotensión nocturna durante la cual se eliminan grandes volúmenes de agua y supone menos mareos por la mañana. Otra recomendación: incorporarse lentamente después de estar acostado o sentado.

-Emplear medias de compresión: Estas medias previenen los mareos evitando que la sangre se agolpe en los pies. Además, aumenta el aporte de sangre al corazón. Precaución: Las medias elásticas deben ser a medida par ser efectivas y cambiarse cuando disminuya su elasticidad.

-Estar atento: Los síncopes van precedidos con frecuencia de algunos signos como mareos, taquicardia o sudoración. Sentarse y ponerse en cuclillas antes evita que la presión caiga completamente y ocurran los desvanecimientos.

Descubre todas las novedades de Grupo HARTMANN desde Twitter:

@HARTMANN_Spain

Pin It

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Webs amigas

Destinatarios

Ortopedias, Técnicos ortopédicos, Centros socio-sanitarios, Balnearios, Farmacias con Ortopedia, Instituciones, Asociaciones, Administraciones, Empresas proveedoras.